Los trabajos sobre este tipo de paramentos, se hace a través de medios auxiliares, entre ellos se encuentran, el andamio europeo, el descuelgue vertical y los brazos y plataformas articulados.
Para la pintura de edificios y fachadas, el producto elegido ha de estar acorde a distintos factores, como el tipo de revestimiento, el estado del soporte, los agentes atmosféricos, etc.
Utilizamos una amplia gama de productos, dependiendo de cada tipo de necesidad, bien sea para decorar, para proteger y evitar la entrada de agua o el ataque de agentes biológicos o atmosféricos, todos los productos que utilizamos son de la máxima calidad y garantía. Para ello realizamos un estudio previo, para cada caso. Reparamos y preparamos el soporte para posteriormente pintar los paramentos, y así, garantizar el mejor acabado y una larga vida del mismo. Las claves del éxito de este tipo de trabajos, son el estudio previo de las necesidades a cubrir y la elección de la solución más adecuada. La utilización de materiales de primera calidad, aplicados por personal cualificado y experto y por los medios oportunos, todo ello, junto con la supervisión de los trabajos durante su desarrollo, por técnicos especializados para asegurar una buena ejecución.

© Copyright 2017 Manupal